0 Comments

Sharing is caring!

Al presentar el Programa Nacional de Reconstrucción por los sismos, que plantea destinar 10 mil millones de pesos a construcción de inmuebles, además de recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) y seguros, Andrés Manuel López Obrador reprochó los errores del actual gobierno federal en el último año y dijo que ya hay un juicio público para los funcionarios que se van.
El tabasqueño eligió las localidades de Ixtepec y Juchitán —de las más golpeadas por los sismos de septiembre de 2017— para conmemorar un año de la tragedia. Acompañado de Alfredo Harp Helú, a quien reconoció como un filántropo con dimensión social, y del obispo de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, López Obrador sostuvo que verá hacia adelante para sacar al país de la crisis y el atraso en el que se encuentra.
“Desde luego que se han cometido errores este año, pero no estamos en ese plan de estar nada más señalando los errores, tenemos que ver para adelante.
“Ya lo que hicieron los que se van, bueno, ya hay un juicio público, nosotros vamos a hacer lo que nos corresponde y vamos a ver hacia adelante y a sacar a México del atraso en el que se encuentra, en esta crisis, y vamos a lograr lo que aquí se ha dicho: la cuarta transformación de la vida pública”, expresó.
El presidente electo fue recibido en Ixtepec con protestas de personas a quienes les han retirado el apoyo de los damnificados de los sismos, además de que no se han restaurado las escuelas. Ante esto, en un mitin en la plaza central el tabasqueño presentó el Programa Nacional para la Reconstrucción, que en su primera etapa, en 2019, utilizará los recursos disponibles del Fonden, así como de los seguros, y se destinarán adicionalmente 10 mil millones de pesos para la reconstrucción de viviendas, instalaciones educativas y de salud, así como del patrimonio cultural.
En el plan, López Obrador plantea crear una Comisión Intersecretarial para la Reconstrucción, en la que participarán los tres niveles de gobierno y que estarán coordinados por los superdelegados de cada estado para vigilar las labores de reconstrucción en vivienda, salud, educación y patrimonio cultural.
Asimismo, informó que se firmarán convenios de colaboración que establezcan las acciones a realizarse y los recursos presupuestados. Al respecto, Román Meyer Falcón, próximo titular de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu), indicó que el gobierno federal no ha proporcionado información precisa de las familias afectadas.
En este sentido, el presidente electo, quien fue recibido en el aeropuerto de Ixtepec por el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, informó sus planes para el estado, al que plantea destinar 34 mil 258 millones de pesos para distintos programas.
López Obrador explicó a los maestros que derogará la reforma educativa, pero que den clases completas y no semanas de martes a jueves.
Más tarde, en Juchitán, dijo, sin dar nombres, que algunos sólo “nos están fildeando” de que no va a cumplir sus compromisos, pero “se van a quedar con las ganas”.
“Andan algunos, lo digo de manera fraterna y cariñosa, nada más nos están fildeando de que no vamos a cumplir, pero se van a quedar con las ganas porque no somos iguales”, enfatizó.